Elisenda de Haro

Elisenda de Haro hace 25 años que se dedica a la joyería como profesional. De padre orfebre y madre esmaltadora aprendió las bases de estos oficios jugando en el taller familiar: soldar, limar, utilizar martillos, plegadores y otras herramientas para dar forma al metal, pulir, esmaltar y sobretodo experimentar de una forma libre y sin corsés. Pero fue con la creación de Haro Bosch, la empresa que formó con su hermano Alex, que empezó a afianzarse en el oficio con cada reto, proyecto y colección que realizaba. En el año 2011 ante la necesidad de profundizar más en un estilo más propio sigue su carrera como Elisenda de Haro.

Su obra se caracteriza por la libertad en que rompe el concepto tradicional de joyería, tanto en el concepto como en los métodos para llegar a la realización de una idea, en sus acabados texturas y coloraciones tan propias de algunas de sus piezas… Pero no en el uso de los materiales: metales preciosos como la plata y el oro amarillo; piedras preciosas como el rubí, diamante, topacio, peridoto, aguamarina, que le sirven como medio para reconducirse a la joyería tradicional, entrando en sinergias con estos comercios que en estos últimos años han sentido la necesidad de transformarse continuamente para asegurar su supervivencia ante el surgimiento de nuevos métodos de venta.

Elisenda de Haro siente la creación como una conexión con lo más profundo, cada colección es un parto, donde una parte no consciente se acaba manifestando a través de sus manos y en la ejecución de sus obras: hay piezas que quieren ir por un camino aunque la mente las quiera llevar por otro, pareciendo tener vida propia en el mundo de las ideas, en este punto reside la magia de la creadora…

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *